40 cosas que hacer en Lisboa

Lisboa es una ciudad increíble con muchos sitios interesantes que ver. En la capital de Portugal hay sitio para todo tipo de viajeros, por eso, vamos a contarte 40 cosas que puedes hacer en la ciudad, ¡empezamos!

1. Probar los mejores Pastéis de Belém

¿Eres goloso? Entonces la primera cosa de las 40 que vamos a decirte te va a encantar. En el barrio de Belém se encuentra la auténtica fábrica de los famosos pasteles. Después de la Revolución Liberal del año 1820 todos los conventos se cerraron, pero en un intento de sobrevivir alguien del Monasterio de los Jerónimos puso en venta los conocidos como Pastéis de Belém. En 1837 se empezaron a fabricar de forma oficial después de haber triunfado entre los barcos que se acercaban a Lisboa.

Hoy en día se fabrican y se venden más de 20 000 pasteles diarios, duplicando esta cifra algún fin de semana. Por Portugal hay muchos pasteles de nata, pero los de Belém solo se fabrican en este lugar y su receta es secreta. Te podemos asegurar que cuando los pruebes vas a querer repetir, nos parecieron riquísimos y sin duda por algo son los originales.

Cosas que hacer en Lisboa: probar los Pastéis de Belém

2. Subir a un tranvía

El tranvía es un medio de transporte más de Lisboa, pero está claro que los demás no estamos acostumbrados a él. Subir a uno es toda una experiencia, aunque también te decimos que no es el transporte más cómodo del mundo. La línea 28 es la que suelen usar todos los turistas, ya que es la que va hasta el Castillo de San Jorge.

Tranvías en Lisboa

3. Pasear por las orillas del Tajo

El paso del Tajo por Lisboa es impresionante, hace a la ciudad aún mucho más bonita. Te recomendamos que no te pierdas pasear por las orillas del río, mucha gente no lo hace y prefiere ir por dentro pero para nosotros es algo que no puedes dejar de hacer. Además, dando este paseo vas a poder disfrutar de las vistas del Cristo Rey y del Puente 25 de abril.

Río Tajo en Lisboa

4. Visitar las ruinas del Convento do Carmo

El Convento do Carmo es uno de los imprescindibles de la ciudad. El Gran Terremoto de 1755 destrozó este convento y decidieron no reconstruirlo para hacer un homenaje a la gran tragedia. La visita nos pareció muy interesante, son de las ruinas más bonitas que hemos visitado y además, con la entrada de 5 € puedes entrar también al Museo Arqueológico do Carmo.

Qué ver en Alfama: Convento do Carmo

5. Perderse por las calles de Alfama

Alfama es nuestro barrio favorito de la ciudad, es el que más esencia conserva, era un antiguo barrio de pescadores y sus calles tienen un encanto especial. Desde él puedes ver alguna de las mejores vistas de la ciudad y perderte por sus calles es una de las mejores experiencias que puedes vivir en Lisboa.

6. Comerse una bifana

La bifana es uno de los platos más típicos de la cocina portuguesa. Se trata de un bocadillo hecho con pan caliente en el que se meten varias chuletas de cerdo marinadas en ajo, vino y laurel y hechas a la parrilla. En Lisboa hay muchos sitios en los que poder probarla pero quizás uno de los más famosos es As bifanas do Afonso.

Recetas clásicas de Portugal: bifana

7. Odiar las cuestas

Es imposible no odiar las cuestas en Lisboa, es una ciudad construida hacia arriba y eso lo vas a notar en las piernas. El mejor consejo que te podemos dar es que te lo tomes con calma y que empieces tus rutas en la parte de arriba, así tendrás que subir solo al principio del día y después solo todo será bajada.

8. Madrugar para ver la plaza del Comercio

La plaza del Comercio es uno de los sitios más visitados de Lisboa y suele estar bastante llena a todas horas del día. El hotel en el que nos quedamos nosotros estaba justo al lado y por eso, pudimos disfrutar de la plaza casi vacía a primera hora de la mañana. Nos pareció increíble verla así, así que te recomendamos madrugar un día para poder verla como nosotros.

Plaza del Comercio, uno de los imprescindibles de Lisboa

9. Ver una iglesia «maldita»

La iglesia de Santo Domingo es uno de los sitios más impresionantes que se puede ver en Lisboa. Esta iglesia ha sufrido diferentes catástrofes y por eso, hay gente que piensa que hay una maldición sobre ella. Ha vivido dos terremotos, un incendio y una masacre.

Iglesia de Santo Domingo en Lisboa

10. Comprar un souvenir especial

Es un consejo que damos siempre, comprar algo de artesanía del lugar que visitas es llevarte un recuerdo único y especial. En nuestro caso en Lisboa optamos por comprar un pequeño lienzo con un paisaje de la ciudad que encontramos en un taller de pintura de Alfama.

11. Coger un ascensor

Antes hablamos de las cuestas y ahora vamos a hablar de una de las formas de evitarlas. Hay diferentes ascensores repartidos por la ciudad que te van a evitar alguna subida, el más conocido es el Elevador da Gloria, que va desde la plaza de los Restauradores hasta el Mirador de São Pedro de Alcântara.

Elevador da Gloria en Lisboa

12. Sacar fotografías al Puente 25 de abril

El Puente 25 de abril es el hermano del Golden Gate de San Francisco, fueron fabricados por la misma empresa. Se inauguró en 1966 y desde entonces ha sido uno de los iconos de Lisboa, sacarte fotos con él va a ser una de las cosas que quieras hacer cuando te lo encuentres de frente.

Qué hacer en Lisboa: ir a ver el Puente 25 de abril

13. Ir al Time Out Market

El Time Out Market es un mercado de comida que se ha convertido en una atracción más de la ciudad. En él hay comida de todo tipo para que puedas hacer un pequeña degustación (platos de bacalao, pizzas, pasteles de nata…), eso sí, ten en cuenta que van a ser precios bastante altos comparados con otros sitios de Lisboa.

14. Visitar el Castillo de San Jorge

Ubicado en la colina más alta de Lisboa puedes encontrar el Castillo de San Jorge, uno de los más importantes de Portugal. Las vistas desde él son increíbles y además está muy bien conservado. La entrada cuesta 10 €.

15. Ver la ciudad desde 1 mirador (o más)

Los miradores de Lisboa son todos increíbles, por eso, te recomendamos que vayas por lo menos a uno, aunque seguro que acabas yendo a muchos más. Nuestro favorito es el Mirador Portas do Sol, vas a alucinar con sus vistas.

Los mejores miradores de Lisboa

16. Subir en el Elevador de Santa Justa

Tiene una altura de 45 metros y subir en él se ha convertido en algo muy turístico. Conecta la Baixa con Chiado y el precio del trayecto es de 5,30 € ida y vuelta, si esto te parece un poco caro puedes optar a ir al mirador de la parte de arriba por solo 1,50 €.

Elevador de Santa Justa

17. Alucinar en la iglesia de San Roque

Por fuera es una construcción muy sencilla pero la magia está dentro. Fue la primera iglesia jesuita de Lisboa y su interior deja a todos los que la visitan con la boca abierta. Está llena de mármol, azulejos y piedras, los efectos de iluminación te van a encantar.

18. Probar la «mejor hamburguesa» de Lisboa

Fuimos hasta A Cultura do Hambúrguer porque para muchos aquí se sirven las mejores hamburguesas de la ciudad. No las conocemos todas, por lo tanto no podemos juzgar a las demás, pero si te podemos decir que en este restaurante probamos de las mejores hamburguesas de nuestra vida. Todo estaba buenísimo.

19. Ir a la librería más antigua

En el barrio de Chiado se encuentra la librería Bertrand, que está registrada en el libro Guiness como la librería más antigua del mundo en funcionamiento. Empezó a vender en el año 1732.

20. Disfrutar de los grafitis del LX Factory

El arte callejero en Lisboa tiene zonas de mucho protagonismo. En el mercado alternativo de LX Factory vas a poder disfrutar de muchos grafitis, nosotros estuvimos un buen rato dando vueltas y descubriendo los murales.

21. Visitar la Torre de Belém

La Torre de Belém no es solo uno de los símbolos del barrio, sino que se ha convertido en uno de los de Lisboa. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Por su ubicación a orillas del río hace que su entorno sea perfecto para un monumento, nosotros solo la vimos por el día pero te aconsejamos que si puedes también vayas a disfrutar de ella de noche.

Torre de Belém de Lisboa

22. Buscar detalles en el Monumento a los Descubrimientos

Se encuentra muy cerca de la Torre de Belém y a nosotros nos pareció un monumento impresionante. Se construyó en 1960 para homenajear el 500 aniversario de la muerte de Enrique el Navegante. Lo mejor de este monumento es que tiene muchos detalles, lo mejor es guardar un buen rato del día para poder mirarlo con calma. Puedes entrar pagando 6 €.

Monumento a los Descubrimientos: Lisboa

23. Ver el parque Eduardo VII

Uno de nuestros imprescindibles de Lisboa, fue construido en honor al rey Eduardo VII y es una zona preciosa. Cuenta con diferentes lugares que visitar y es un parque genial para ir a pasar la mañana.

24. Probar el bacalhau a bras

Vamos a hablar de otra de las recetas típicas de Portugal, se trata de un plato con bacalao, huevo y patatas. Nosotros lo probamos y la verdad es que nos gustó bastante, no sería de nuestras recetas favoritas pero creemos que si vas a Lisboa es algo que tienes que probar.

Bacalhau a bras

25. Visitar el Museo del Dinero

La entrada es gratuita y es un buen plan si vas a pasar más de 3 días en la ciudad. Lo que más nos llamó la atención es el edificio en el que se encuentra, en la antigua iglesia de S. Julião. En el interior se cuenta la historia y la evolución del dinero el Portugal y en el mundo, tiene zonas interactivas que son bastante interesantes.

26. Comer en el LX Factory

Ir al LX Factory y no comer en él sería no vivir la experiencia al completo. Hay diferentes restaurantes en los que poder picar algo, desde restaurantes informales mexicanos hasta algunos de cocina portuguesa más de vanguardia. Nosotros probamos uno de hot dogs que nos gustó mucho.

27. Visitar la calle más famosa

La rua Nova do Carvalho es la calle más fotografiada de Lisboa. ¿La razón? El suelo está pintado de rosa y eso hace que sea muy «instagrameable». No te vamos a mentir, a nosotros nos decepcionó bastante, es una zona poco cuidada llena de pubs, pero sí que es verdad que visitarla es algo curioso.

La calle más famosa de Lisboa

28. Disfrutar del arte callejero

El street art ha cogido mucha fuera en los últimos años en la capital de Portugal. Artistas de todo el mundo vienen a expresar sus ideas y creatividad en las paredes de la ciudad y gracias a ello, hay grafiteros portugueses que ya son reconocidos a nivel mundial como Alexandre Farto AKA.

29. Ver el claustro del Convento da Graça

Está ubicado en una de las siete colinas de Lisboa y nosotros entramos a él por pura casualidad. Tuvo que ser reconstruido después del Gran Terremoto de 1755 y cambiaron un poco el estilo medieval con el que contaba por uno más barroco. La entrada es gratuita y la zona del claustro nos pareció una pasada y muy diferente a todo lo que habíamos visto antes.

Convento da Graça

30. Probar la limonada

La mayoría de las limonadas en el resto del mundo son bastante dulces, pero si como nosotros eres fan del más famoso de los cítricos la limonada en Lisboa te va a encantar. Es simplemente zumo de limón, aunque te traen bolsas de azúcar por si quieres rebajarla un poquito. Es ideal para refrescarse.

31. Fijarse en las fachadas

Las fachadas de Lisboa a veces pueden darte más de una sorpresa, por eso te recomendamos que cuando vayas paseando por las calles de la ciudad no te olvides de mirar hacia arriba y hacia los lados.

Fachadas interesantes de Lisboa

32. Recorrer la calle Augusta

Es la calle principal de la Baixa y une la plaza del Comercio con la plaza de Rossio, dos de los puntos más importantes de la ciudad. Lo mejor es recorrerla entera para ver de fondo el Arco de Rua Augusta, uno de los iconos de la ciudad lusa.

Rua Augusta en Lisboa

33. Disfrutar del ambiente de Rossio

La plaza de Rossio (plaza Pedro IV) es una de las más concurridas de la capital. Ir por la tarde es algo que tienes que hacer durante tu estancia, está rodeada de restaurantes y alguna que otra tienda y siempre hay gente sacándose fotos delante del teatro.

34. Comprar alguna conserva

Las conservas de sardina en Lisboa son un souvenir más. Para muchos amantes de la comida, las sardinas portuguesas son el caviar del país. Hay tiendas enteras dedicadas a este producto con latas preciosas que más de uno querrá coleccionar.

El Mundo Fantástico de la Sardina Portuguesa

35. Ver una librería muy distinta

En LX Factory vas a poder visitar una librería de lo más original. Ler Devagar ha sido considerada como una de las 10 librerías más bonitas del mundo y la han nombrado incluso en el New York Times. La imprenta que le ha dado vida a esta preciosidad lo que pretende es dar a los amantes de la lectura todo lo que deseen, por eso, en ella se hacen exposiciones e incluso conciertos.

Las 10 librerías más bonitas del mundo: Ler Devagar

36. Recorrer la ciudad de noche

Pasear por Lisboa de noche es uno de los mejores planes que se pueden hacer. Es una ciudad preciosa con edificios que se visten de gala y encienden sus mejores luces. Quizás la zona que más nos gustó cuando el sol ya no está fue la Baixa, ver la plaza del Comercio de noche es increíble.

37. Ver el Cristo Rey

El Cristo Rey mide más de 28 metros de altura y recuerda mucho al Cristo Redentor de Río de Janeiro, pero pese a lo que mucha gente piensa el de Brasil de inspiró en el Portugal y no al revés. Se puede visitar pagando 6 € y es una excursión genial desde Lisboa, además, es una forma estupenda también de cruzar el Puente 25 de abril.

38. Ir a Sintra

Sintra se encuentra solo a 25 kilómetros de Lisboa e ir hasta allí es una de las mejores excursiones que hacer desde la capital. En esta villa declarada Patrimonio de la Humanidad por Unesco se pueden visitar diferentes lugares: el Palacio da Pena, la Quinta da Regaleira, el Palacio Nacional o el Castelo dos Mouros.

Palacio da Pena en Sintra

39. Probar los travesseiros

Como seguro que vas a ir a Sintra, te vamos a recomendar sus dulces típicos: los travesseiros. Son unos pasteles de hojaldre rellenos de crema de huevo y almendras, te podemos asegurar que están buenísimos. El sitio más conocido para probarlos es Casa Piriquita.

Travesseiros en Sintra

40. Hacer una excursión a Cascais

Cascais es otra de las excursiones más elegidas desde Lisboa. Esta bonita villa rodeada de playas está a menos de una hora de la capital. Es ideal para ir a pasar el día y recorrerla tranquilamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s